Barcelona ¿World? Race

88_mONTESAiMPALA-640x640

En Barcelona somos expertos en venderte la moto; en este caso, más bien, el barco.

Hablo, claro está, de la Barcelona World Race, que hace 5 días ganó el Cheminées Poujoulat (precisamente esta noche se espera que llegue el segundo clasificado, el Neutrogena).

Ya anticipé en este post que la competencia con la Volvo Ocean Race sería mala para la exposición mediática de ambas regatas. Aunque es difícil decir si, sin haberse solapado, hubieran tenido más cuota mediática. La verdad es que la de la BWR ha sido bastante mediocre: la llegada de los ganadores se reflejó sin muchos aspavientos en la mayoría de los grandes periódicos españoles (con artículos que suenan más a nota de prensa que otra cosa), así como en La Gazzetta dello Sport; también por supuesto en revistas especializadas; pero no he encontrado nada en sitios como la BBC, Le Monde o New York Times. Tampoco en Twitter #BWR2015 parece haberlo petado mucho…

Por mucho que se hayan esforzado los organizadores, la regata no llega al gran público; y parece ser que, al más especializado, tampoco. Este artículo plantea unas interesante tesis, que comparto:

  • La regata ha tenido un final poco noticiable, inmerso en un aire de indiferencia
  • El ganador se conoce desde hace 2 meses
  • Su posición en el calendario la hace incompatible (para barcos nuevos, es decir, los de última generación) con la Vendée Globe,  la regata más importante del circuito IMOCA
  • Por las mismas razones de calendario, los patrocinadores prefieren quemar sus naves en la Route du Rhum

La poca emoción por confirmar el ganador me hace pensar en la F1. La comparación es muy pertinente: velocidad, adrenalina, alta tecnología… En cada inicio de temporada (como la que acaba de empezar) nos bombardean con artículos técnicos sobre los coches, el reglamento, la preparación de los pilotos, los equipos…; y la fiebre se alarga durante meses. ¿Por qué no puede pasar lo mismo con las regatas? ¿Es culpa de los medios? ¿De los organizadores? ¿Del público? ¿Tan difícil es hacer pedagogía de la vela, de los barcos?

No tengo las respuestas. Pero en el caso de la BWR creo que (por ser la última en llegar) ha saturado la oferta de regatas oceánicas. Y no han sabido (o no han podido) vender las actividades paralelas, en particular unos excelentes MOOCs en colaboración con la Universitat de Barcelona. Otra oportunidad perdida.

(Imagen de portada: Montesa Impala; por Peprovira, con licencia CC, obtenida aquí.)

Anuncio publicitario

Acerca de bruno

Ingeniero naval; en las playas de Esqueria, me entretengo empezando castillos en el aire. Escribo, exploro, nado, insisto.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: