El transporte marítimo: tendencias de futuro

82_hourglass-297765_640
Justo ahora hace un año en DNV-GL publicaron un largo informe titulado «El futuro del transporte marítimo – una visión panorámica». En el desglosan ideas alrededor de las tendencias en el sector, las vías para construir barcos inteligentes y ecológicos, y los retos para conseguir un transporte sostenible hacia 2050.

El informe se limita al transporte, esto es a la flota de barcos mercantes, sin entrar a analizar los sectores de la construcción naval y el reciclaje de barcos. Como ellos mismos dicen

Este informe no debe ser visto como una predicción del futuro de la industria [naval] (…) Más bien esperamos que este informe sea un catalizador para el diálogo y un reto para que la industria persiga metas ambiciosas.

Además crearon esta web que, de una manera muy visual, desglosa los puntos más importantes del informe. Pero como la web no es demasiado fácil de navegar, y el informe son algo más de 100 páginas, resumo a continuación de manera esquemática los aspectos más interesantes que se tratan.

Una visión panorámica

  • El transporte marítimo es clave en la economía global
  • Siendo el modo de transporte con menores emisiones de CO2, debe jugar un papel preponderante para que consigamos una economía sostenible
  • Al sector se le exige reducir la siniestralidad y las emisiones, y aumentar la eficiencia; todo ello sin incrementar los costes
  • La electricidad es el futuro; generación limpia y distribución inteligente, que además ayudarán a reducir las emisiones
  • El Ártico es la única zona del planeta que queda por explotar; hacerlo conlleva riesgos, a la par que un amplio debate social sobre el impacto, los costes y los beneficios de esa explotación
  • Hay que mitigar el cambio climático, a la vez que nos adaptamos al que ya se está produciendo

Los retos

  • Reducir las emisiones de CO2 en un 60%
  • 900 personas mueren al año en accidentes en barcos (la mitad en naufragios, la otra mitad en accidentes a bordo); se quiere reducir esta cifra en un 90%
  • Mantener o reducir los costes actuales del transporte marítimo (medidos como porcentaje del valor de la carga)
  • En general, el transporte marítimo debe lograr un equilibrio entre su papel clave dentro del comercio mundial y su obligación de contribuir a un futuro más sostenible

Tendencias de futuro

Para la economía y la demografía:

  • En 2050 habrá 9.000 millones de personas en el mundo, un tercio de las cuales serán «clase media». El comercio mundial se verá afectado en todos los sentidos por el envejecimiento en los países desarrollados, la concentración en áreas urbanas y el crecimiento de los países emergentes, pero también por las desigualdades y las inestabilidades políticas y sociales
  • En cualquier caso, la demanda de transporte marítimo aumentará (de bienes de consumo, pero también de crudo, LNG y carbón, y de minerales)
  • Cambiará el paradigma del transporte: p.ej. en algunas zonas aumentará el cabotaje, mientras que el transporte de gas en Oriente Medio perderá peso en favor de los EEUU
  • Una mayor educación conllevará que las tasas actuales de siniestralidad y de polución se consideren inaceptables
  • La IMO se podría ver superada y arrinconada por organizaciones sectoriales y regionales que promuevan rigurosas regulaciones sin esperar la aprobación de la IMO
  • Podría haber motivos para esperar un colapso en la demanda de transporte marítimo: una gran crisis mundial; una serie de desastres naturales; tecnologías disruptivas (como la impresión 3D) que eliminen la necesidad de ciertos transportes

Para la tecnología:

  • Los avances tecnológicos permitirán la recolección, control y procesado de datos a niveles inimaginables; al mismo tiempo nuestra dependencia del software contenido en los dispositivos electrónicos será total
  • Tanto los datos como el software se manejarán en la nube y a través de redes de trabajo
  • Los sistemas automatizados protagonizarán las tomas de decisiones, reduciendo los costes y los riesgos asociados al error humano; esto será aplicable a aspectos tales como las operaciones de negocios, los procedimientos administrativos, la navegación, el mantenimiento o las operaciones en puerto
  • El flujo de información entre los actores (navieras, transportistas, clientes…) será constante, inmediato y transparente
  • Las tecnologías aplicadas al diseño y la facilidad para crear modelos ayudarán a optimizar los barcos: casco, propulsión, sistemas complejos de maquinaria, gestión energética, etc.
  • En 2050 podrían estar listos los primeros barcos sin tripulación, operados de manera remota desde tierra; menores costes de operación, menores riesgos asociados al error humano, sin amenazas de daños a la tripulación
  • Barcos sin tripulación y transportando cargas que no requieran de un tiempo determinado para llegar a destino, podrían navegar a velocidad muy reducida (o incluso derivar con las corrientes) moviéndose con una alta eficiencia energética
  • Como contrapartida, los barcos con control remoto podrían ser hackeados y secuestrados por criminales

Para la energía:

  • La demanda crecerá un 80% debido al crecimiento económico y de población
  • Pero por otro lado la demanda bajará por el aumento de eficiencia en la distribución y el consumo
  • Las renovables cubrirán solo un 10% de la demanda, mientras que las fósiles (principalmente el gas) estarán todavía muy altas: un 85% (el 5% restante corresponderá a la nuclear) – aunque esta distribución variará enormemente según las regiones
  • El incremento en el uso del gas hará aumentar la flota de buques gaseros
  • En el sector offshore cobrarán importancia tanto las explotaciones en aguas profundas como las de generación de energías renovables
  • ¿Veremos adoptar a parte de la flota mercante la tecnología nuclear para la propulsión?

Para el medio-ambiente:

  • Es probable que cada vez se implementen regulaciones más restrictivas en cuanto a emisiones; pero no solo las propias emisiones de los motores, sino la huella medioambiental global del barco (de dónde vienen los materiales y equipos instalados, y cómo se reciclan al final de su ciclo de vida)
  • El cambio climático permitirá la navegación por el Ártico (con las implicaciones de las que hablé aquí y aquí)
  • La necesidad de importar comida y agua potable a muchas zonas del planeta hará que se necesiten más graneleros, y barcos capaces de transportar gran cantidad de agua
  • ¿Se terminarán prohibiendo los combustibles fósiles?

Barcos inteligentes y ecológicos

  • La realidad virtual se empleará como herramienta para el diseño de los barcos, y también para su operación
  • Los cálculos con CFD serán cada vez más potentes (permitirán el estudio en muchas más condiciones de servicio que actualmente), permitiendo mejores diseños
  • La optimización del diseño hará que los barcos aumenten su eficiencia energética, y que en general tengan menos impacto medioambiental durante todo su ciclo de vida
  • Se generalizarán diferentes opciones para la generación limpia de energía, y su almacenamiento en baterías de alta capacidad junto con el uso de super-capacitores que permitirán cargas muy rápidas
  • Las tecnologías de la información, el barco permanentemente conectado, mejorarán la seguridad, la automatización de operaciones, la gestión de flotas, el mantenimiento; incluso permitirán el uso de barcos autónomos y operados por control remoto
  • También las terminales inteligentes harán posibles las operaciones automatizadas en los puertos
  • Los nuevos materiales como el grafeno o el AION (oxinítrido de aluminio), ligeros y resistentes, proveerán estructuras más ligeras, más seguras, barcos más eficientes
  • Se usarán materiales inteligentes, que se autoregeneran o que se pueden usar como sensores
  • Se usarán materiales capaces de almacenar energía, o de transportarla

Conclusiones

(Mías, no del informe)

Las previsiones de futuro (unas más pesimistas, otras menos) están claras; las soluciones para que no sea tan negro, también.

Tenemos las ideas; tenemos la tecnología (en gran parte); muchos incluso tenemos la voluntad, y algunos hasta algo de dinero para invertir en I+D para lograr los loables objetivos de aquí encima. Pero al final los intereses económicos son los que prevalecen; cada uno tiene los suyos, y no suelen ser convergentes…

Y vosotros, ¿cómo lo veis?

 

(Imagen de portada: reloj de arena; de dominio público, obtenida aquí.)

 

Anuncio publicitario

Acerca de bruno

Ingeniero naval; en las playas de Esqueria, me entretengo empezando castillos en el aire. Escribo, exploro, nado, insisto.

  1. Interesante artículo. Desde las empresas de transporte marítimo debemos actuar para minimizar nuestra huella en el medio ambiente. Muy interesante el punto de mitigar el cambio climático y de ADAPTARSE al que ya se está produciendo, con todas las consecuencias que va a traer consigo. Saludos.

  2. Muy cierto. Fácil de decir… pero muy difícil de aplicar. Se necesitarán ingentes esfuerzos, y probablemente hacer muchas concesiones. ¡Gracias por leerme y comentar!!

  3. Gracias por tu publicación, bien visionaria

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: