El misterioso Short Sea Shipping (2): Subvenciones no, gracias

53_PuertoGijon-400x400Hace unos meses expliqué brevemente lo que era el Short Sea Shipping (SSS). Este verano la noticia ha sido que cierra la línea Gijón-Nantes/Saint-Nazaire (todavía sin confirmar: en la web de la naviera siguen ofertando billetes). Los responsables de la línea se quejan de falta de rentabilidad, pese a haber recibido 34 millones de Euros en subvenciones durante 4 años (15 millones del estado Francés, 15 de España, más 4 millones dentro del programa Marco Polo de la UE).

En cambio, aparece otra naviera que le hará la competencia (o más bien será complementaria), desde Vigo, y que previsiblemente empezará a operar en octubre.

Desde Gijón (al igual que hace el armador francés) piden que se prorrogue su subvención. Dicen que, sin subvención, las tarifas deberían aumentar un 60% para conseguir rentabilidad, aunque reconocen una ocupación media en la línea del 72%. Recapitulemos:

  • 34 millones de EUR de subvención
  • Tarifas un 60% por debajo del precio de mercado (entendiéndolo como el caso en que no tuvieran subvención) (*)
  • Ocupación del 72%
  • En 4 años han perdido 6 millones de EUR
  • La previsión era generar beneficios a partir del quinto año, y mantener la línea como mínimo durante 7 años

(*) En el documento oficial de aprobación de las ayudas (emitido como respuesta a una queja formulada desde Holanda) esto se justifica así (epígrafe 2.3.17, pág.4): «El objetivo de la ayuda, determinado por los dos Estados miembros, es poder captar rápidamente entre un 3 y un 5 % del tráfico de carretera que transita actualmente por el oeste de los Pirineos , es decir, transferir unos 40 000 camiones al año del tráfico por carretera hacia la autopista del mar y duplicar al menos esta cifra en un plazo de cinco años«. En el mismo documento (epígrafes 2.6.26 & 27, págs.5-6) se dice que las ayudas estaban condicionadas a un mantenimiento de la línea durante 7 años como mínimo, y que a los 5 años ya será rentable.

Me gustaría ver el Plan de Negocio de esta empresa, porque con estos números no parece muy realista… ¿Trabajaban con hipótesis de ocupaciones del 100%?? ¿Nunca pensaron que en algún momento tendrían que aumentar las tarifas?? (lo cual haría caer la ocupación, ni que fuera temporalmente). ¿No habían previsto lo que ya sabían, esto es, que en 2014 se quedarían sin ayudas?? ¿O es que presentaron unos números irreales, a sabiendas de que ni en sus mejores sueños se terminarían cumpliendo, esperando chupar cuanto más mejor de la teta comunitaria? Se diría que su única estrategia era conseguir clientes rápidamente gracias a tarifas artificialmente bajas, y después…, bueno, después ya veremos.

Y la línea de Vigo, ¿estará en la misma situación dentro de 4 años?? (cuando se les termine a ellos la subvención).

Estoy de acuerdo en que hay varios factores positivos que suman a favor de impulsar las autopistas del mar:

  • Reducción del consumo de combustible por tonelada y kilómetro transportado
  • Reducción de emisiones de dióxido de carbono (CO2) por tonelada y kilómetro transportado
  • Reducción de la saturación en las vías de transporte terrestre
  • Previsible reducción de la accidentalidad en carretera
  • Dinamización del sector naval

Por eso no me parece mal apostar por las infraestructuras necesarias, mejorarlas y ampliarlas con dinero público: puertos, carreteras y vías férreas. Acepto también el tratamiento preferencial a estos tráficos por parte de las administraciones, si lo consideran estratégico (legislaciones ad hoc, reducción de tasas, facilitar el papeleo, bonificaciones…), para incentivar el uso del SSS. Pero ¿las terminales privadas en los puertos, los costes de las navieras, etc.?? Precisamente, son privadas: la empresa interesada debe realizar su plan de viabilidad, presentarlo a los inversores, asumir un período de retorno… y si lo ven claro, ¡adelante! Cualquier empresa debe esperar pérdidas en el corto plazo, mientras se hace con su parte del mercado. Como el que monta un quiosco, pero a lo grande.

Como ya escribí cuando hablé de la pesca o del tax lease, en general estoy en contra de las subvenciones; más aún cuando, potencialmente, desequilibran la competencia entre empresas. Y normalmente la subvención es la sopa boba con la que se cuenta para poder subsistir, la que hace que su receptor considere innecesarias la planificación estratégica o la optimización de costes: ¿para qué, si Papá Estado pagará?

En este caso de la línea Gijón-Nantes, ¿realmente merece la pena haber gastado dinero en una empresa que hizo mal sus números y que, en cortísimo plazo, a la que las cosas van mal echa el cierre?? Y si lo que no es rentable es el SSS en general (aunque en este artículo demuestran sucintamente que sí lo es), si no es viable sin subvenciones , entonces tal vez habría que buscar otras soluciones que no sean inyectar dinero público. (Y si realmente es tan importante sacar camiones de las carreteras, que directamente monten las autopistas del mar mediante empresas públicas, con cargo a los presupuestos generales de cada estado.)

Imagen de portada: puerto de Gijón, visto desde Google Earth.

 

Acerca de bruno

Ingeniero naval; en las playas de Esqueria, me entretengo empezando castillos en el aire. Escribo, exploro, nado, insisto.

  1. Pingback: Mobi Dick 2.0 | Esqueria

  2. Pingback: Moby Dick 2.0 – Los balleneros modernos |

  3. Pingback: Noticias seleccionadas, 18-12-2015 |

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: